Ojo con los bulos o mensajes cadena!!!

Acabo de encontrar una publicación en uno de los blogs de cubava, que, junto al subidón que me provocó la lesión de Messi (no por la lesión del pobre hombre al cual no le deseo ningún mal, sino por la cara que pusieron algunos incondicionales al enterase) me ha motivado a escribir este artículo. Resulta que alguien acaba de publicar nada mas y nada menos que un bulo, eso me recuerda lo nuevas que son estas tecnologías (Internet etc…) para la mayoría de los cubanos, y me animó a escribir un post acerca del tema, ya que, con una sola persona que lea el post y aprenda algo, pues me sentiré satisfecho.

 

Los bulos (hoaxes) de Internet, y mensajes cadena

Según Wikipedia:

Un bulo o noticia falsa, es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés hoax“, con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos (especialmente Internet).

Entonces mas claro ni el agua, un bulo de Internet no es mas que el intento de hacer creer a muchas personas en algo falso usando las tecnologías de Internet, popularizado en los llamados mensajes cadena.

Los mensajes cadena los solemos encontrar en las redes sociales, o como mensajes de correo electrónico, comúnmente con títulos (o asuntos) en letras mayúsculas conteniendo frases como: “MUY IMPORTANTE!!!” o “POR FAVOR, LEER URGENTE!!!!!” para resaltar e invitar a las personas a leer un contenido supuestamente muy importante, que casi siempre esta redactado con un tono alarmista, catastrofista, o apelando a la sensibilidad de las personas, y lo mas importante, siempre piden que lo compartas con todos tus contactos.

Los contenidos de estos mensajes suelen advertir sobre amenazas (ya sean virus informáticos, la supuesta toxicidad de un producto popular, o el cobro de algún servicio gratuito de Internet, enfermedades, etc…), pedir la propagación de mensajes religiosos, o apelar a sensibilidad de las personas pidiendo que reenvíen el mensaje para supuestamente beneficiar a alguien con problemas de salud entre otros. De mas esta decir que la mayoría son anónimos y no contienen referencias de ningún tipo, ya que su contenido es falso. Estos mensajes no son para nada inofensivos, y pueden resultar bastante peligrosos.

¿Por qué engañar a las personas?

El objetivo del bulo no es simplemente engañar a las personas, es una vieja (y muy efectiva) técnica de piratería informática llamada ingeniería social, mediante la cual, el agredido (los usuarios que reenvían y comparten los mensajes) le brinda al agresor (la persona que inició el bulo) información supuestamente irrelevante, pero muy valiosa para realizar varios tipos de ataques, entre los que están la obtención de información de la red (que va en las cabeceras invisibles de los correos electrónicos), la realización de envíos masivos de SPAM con las direcciones obtenidas, la suplantación de identidad, o la simple difusión de información falsa.

Estos métodos, aunque no lo parezca, son muy efectivos, ya que según estudios alrededor del 70% de las personas que reciben este tipo de mensaje los reenvían o comparten, pudiendo obtener la fuente inicial información de miles de usuarios. Para que tengan un ejemplo, el bulo al que hacia referencia en el inicio del artículo, data del año 2003, y todavía esta dando vueltas.

¿Cómo protegernos?

La única forma de protegernos y proteger a los demás, es romper las cadenas y no reenviar o compartir el bulo, éstos son muy fáciles de identificar debido a las características descritas anteriormente, y con solo dedicar unos minutos a comprobar si la información que vamos a reenviar es verdadera podemos resolver el problema. Es un ganar-ganar, rompemos la cadena, no nos arriesgamos a ser atacados, y tampoco nos ponemos en evidencia ante amigos y colegas por compartir información falsa.

Finalizando…

Bueno, creo que ya he dicho todo lo que quería :), los bulos o cadenas de Internet son malos, nos pueden hacer daño poniéndonos en evidencia ante atacantes, amigos y colegas y esta en nuestras manos detenerlos dejando de compartirlos, de esa forma, además de protegernos a nosotros mismos, estamos protegiendo a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*